10.4 C
Elche
sábado, marzo 2, 2024
InicioActualidadInvestigadores de la Universidad Miguel Hernández imprimen piel en 3D

Investigadores de la Universidad Miguel Hernández imprimen piel en 3D

Actualidad

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de Elche de la Universidad Miguel Hernández están desarrollando un modelo de piel humana mediante impresión 3D para entender mecanismos causantes de diversas patologías que afectan al sistema nervioso sensorial y cuyos síntomas se manifiestan en la piel.

La investigadora Asia Fernández señala que, hasta ahora, se ha utilizado piel obtenida por bioimpresión para el tratamiento de grandes quemaduras, pero no se ha incluido hasta el momento en sistema sensorial. Lo que se intenta en este proyecto es conectar los dos sistemas, la piel y el sistema nervioso, con el fin de ayudar a entender los mecanismos moleculares responsables de patologías sensoriales.

La catedrática del Área de Biología Molecular y Celular de la UMH Asia Fernández explica que en este proyecto trata de conectar e inervar esta piel con el fin de darle capacidad sensorial. Se trata de un modelo que podría ser muy útil no solo para comprender los mecanismos moleculares de patologías dermatológicas, sino también para estudiar la toxicidad de determinados compuestos, de fármacos, incluso de cosméticos, para ver que no producen irritación ni alteran la piel.

Desde el punto de vista de patologías en la piel como pueda ser psoriasis o prurito, esta investigación ayudará a descubrir nuevos fármacos que puedan ser útiles. El equipo de la UMH ha comprobado que estos fenómenos ocurren con la intervención de la sensibilización de la piel del sistema nervioso periférico. Actualmente, se está llevando a cabo la extracción de células de la piel a través de muestras humanas, obtenidas de cirugías que permiten obtener cantidades suficientes para poder obtener piel impresa.

La obtención de piel mediante impresión 3D permite reducir el uso de animales y, además, crear un sistema similar al humano. Según explica Asia Fernández, los resultados obtenidos con este sistema de estudio serían más fácilmente trasladables a la clínica, y reduciría la alta tasa de fracaso que encuentran cuando intentan extrapolar los resultados obtenidos en animales al ser humano.

Más leído

spot_img