30.2 C
Elche
viernes, julio 12, 2024
InicioActualidadLa asesina conocía a la víctima y avisó a su hijo menor...

La asesina conocía a la víctima y avisó a su hijo menor de edad para eliminar las pruebas

Actualidad

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Agentes de la Policía Nacional han esclarecido en menos de 24 horas el asesinato de la mujer de 80 años a la que dispararon tres veces en su chalé ubicado en la urbanización Torre Azul en la pedanía de Maitino. Los presuntos autores del homicidio son una mujer y su hijo menor de edad que ocultaron el arma del crimen en las inmediaciones de la vivienda. Las primeras hipótesis revelan que el cuerpo fallecido de la víctima había sido trasladado desde el lugar donde recibió los disparos, hasta donde fue encontrado.

Analizados todos los datos ofrecidos por el fontanero que acudió a la vivienda y alertó de que la mujer no respondía en el interior, los investigadores llegaron hasta la pista de un vehículo incendiado en Alicante que coincidía en marca y modelo con el de las personas que vieron salir de la casa. La inspección ocular realizada sobre el vehículo calcinado llevó a los agentes hasta los sospechosos. Tras investigar su modo de vida, pudo averiguarse que, la sospechosa, propietaria del vehículo calcinado, practicaba tiro deportivo y que, de hecho, disponía de licencia y figuraba un arma corta registrada a su nombre, del mismo modelo y calibre que el arma homicida encontrada por los agentes en los alrededores del chalé de la víctima. La investigada había denunciado el robo del arma la mañana siguiente al suceso.

Por otra parte, las características físicas de la sospechosa coincidían con las ofrecidas por el testigo, así como que era madre de un joven, que también coincidía en características físicas con la otra persona que salió de la vivienda. Se baraja la posibilidad de que fuese ella la presunta autora material que recibió la ayuda de su hijo menor de edad para la manipulación del cuerpo de la víctima, así como para la posterior eliminación de pruebas y huellas del suceso.

Los investigadores localizaron en la tarde de ayer a ambos sospechosos y les detuvieron sobre la base de todos los indicios hallados. Los propios actos posteriores que llevaron a cabo los investigados para preparar su coartada y deshacerse de las posibles pruebas que les pudieran incriminar en los hechos, produjeron el efecto contrario, incriminándoles más si cabe.

A falta de conocer el móvil de los hechos, sobre el que los investigadores se encuentran trabajando actualmente, se descarta la hipótesis de un robo fortuito. Se baraja que la víctima y los arrestados se conocieran previamente. Los detenidos, de nacionalidad española, madre e hijo, de 46 y 16 años respectivamente, sin antecedentes previos, en las próximas horas pasarán a disposición de los Juzgados de Instrucción de guardia de la misma localidad y de la Fiscalía de Menores, en el caso del menor de edad.

Los hechos

La tarde del pasado miércoles se descubrió el cadáver de una mujer de ochenta años en su domicilio ubicado en una zona de chalés. El cuerpo de la víctima, presentaba tres impactos de bala en su cuerpo y tenía síntomas de que el cuerpo, tras recibir los disparos, había sido manipulado deliberadamente para tratar de eliminar pruebas.

Rápidamente, se activó el protocolo de delitos violentos por parte de la Policía Nacional, desplazándose al lugar las unidades de Policía Judicial y Policía Científica encargados de realizar una exhaustiva inspección ocular técnico policial, tanto del escenario del crimen, como de las inmediaciones, en busca de indicios y pruebas. De otra parte, los investigadores, consiguieron el testimonio del fontanero que acudió a la casa para hacer un presupuesto de unas obra y vio salir de la vivienda a los detenidos.

Más leído

spot_img